¿Así es la vida, o es que la vida es así?, de Dirk Bruss

22/ 05/ 2013 | Categorías: Cuentos, Destacado

Con el aliento inspirativo de Castor Castro Veloz

guabineadasNo me preocupa morir, lo que me preocupa es el tiempo que voy a estar muerto. Porque ¿Quién me garantiza que ahí no se acaba todo? Sí, es un tema trillado, pero ¿no le preocupa a todo el mundo, más, menos?, ¿acaso a alguien no le ha preocupado siquiera un poco, alguna vez?

Tengo serias dudas de que exista “la otra vida”, igual que muchísimas personas. Preferiría tener esa fe de mis años de infancia, en que verdaderamente creía que al morirme iría al cielo, a la gloria eterna.

Sí, dejar de existir me preocupa. Sin embargo, a veces siento una fatiga tan grande de esta vida, que quisiera descansar eternamente. Y eso sí es verdad que es la muerte. Un descanso eterno.

Son sesenta años transitando por este mundo, casi todos bregando. Bregando, bregando y bregando. Pico, pala, machete, escardilla, tijeras y rastrillo. Levantando siete muchachos. Las hembras al menos no tuvieron problemas. Se casaron bien. Y Marco es un hombre hecho y derecho. ¡Pero Pedrito! Él es el menor, el consentido de la casa. Lleva tiempo con malas juntas, fuma cosas raras, no estudia, no trabaja y hasta parece que se metió a ladrón.

Sin embargo, la vida tiene sus cosa buenas y, al fin y al cabo, es lo único que tenemos, es lo único propio, de uno mismo. Al morir, uno lo pierde. Y nadie regresa a contar cómo es la muerte.

Ya siento los pasos de la madre de mis hijos, la que siempre me ha acompañado en esta larga lucha.

—¿Qué haces ahí, sentado en esa piedra, viejo pajúo? Pensando en “pajaritos preñaos” otra vez? ¿O es que acaso piensas pasar todo el día ahí, sin hacer nada? ¡Ven acá y arréglame la nevera! ¡Y es para hoy!

 Del libro: Guabineadas (Sendero literario, 1996)

Share Button

Número de lecturas a este post 2249

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Etiquetado: , , , ,

Deja un comentario