Fragmentos de novelas

El dedo de David Lynch, de Fedosy Santaella

06/ 03/ 2016 | por

1 Encontraron un dedo en la arena. Eran alrededor de las cinco de la tarde y Arturo y Mariana iban por los lados de la gran roca. Habían pasado el quiosco del Sargento y ahí, un poco más adelante, lo encontraron. Quizás fuera un dedo de hombre, de alguien moreno o de raza negra. Un
[seguir leyendo…]



Y recuerda que te espero, de Juan Carlos Méndez Guédez

26/ 10/ 2015 | por

TANTAS VECES, BAÑERA   Pongo mi mano en tu rodilla, Arantxa. Adivino tu rodilla entre la espuma. Sigo la forma del hueso. Es una rodilla simpática, una rodilla poderosa, flexible y dulce. Podría estar horas acariciando tu rodilla y llenándola de palabras, preguntándole dónde te lleva, dónde reposa, dónde avanza, dónde retrocede. Te lo comento
[seguir leyendo…]



La mala racha, de Fernando Martínez Móttola

22/ 09/ 2015 | por

¿DE QUÉ PAÍS ME HABLAS?   Cerca de las diez y media de la noche, sentado detrás de su escritorio frente al computador, aplasta una colilla en el fondo de una taza con restos de café. Lo rodea una montaña de carpetas y papeles desordenados. Próximo a los cincuenta y ocho años de edad, se
[seguir leyendo…]



Cuaderno de Manhattan, de Victor Carreño

30/ 06/ 2015 | por

1 Los hijos pródigos   La noche que pasé por aquel puente de Caracas era víspera de viaje, pero no lo sabía. Han tenido que transcurrir veinte años para reconocerlo, después de que los coros ahogados en aquel río pudieron resucitar y sus voces se volvieron descifrables. Cada paso dado en la oscuridad era un pie
[seguir leyendo…]



Los escafandristas, de Fedosy Santaella

02/ 11/ 2014 | por

Como en una película (I)   Como una película, sí, la historia podría comenzar como una película. Con la imagen de unos tiburones girando en círculo, en un punto intermedio entre la superficie y el fondo. Arriba, una lancha. Sobre ella, tres marineros: el ranchero, el cabo de vida y un ayudante. Un gato, mucho
[seguir leyendo…]



El abismo de los cocuyos, de Mario Amengual

17/ 10/ 2014 | por

Por más de dos semanas mi cama fue una balsa improvisada que navegaba en un lago de aceite muy espeso; a veces oía la voz de mi mamá o la de Edith: me preguntaban si me sentía bien o qué quería comer además de caldos suaves porque no podía masticar; me dolían las mandíbulas y
[seguir leyendo…]



La escribana del viento, de Ana Teresa Torres

27/ 08/ 2014 | por

I. Pasión de Catalina de Campos, I   Consideraciones sobre la pertenencia El mundo escrito gira siempre alrededor de la mano que escribe en el lugar en el que escribe: donde tú estás, está el centro del universo. Amos Oz No debiera arrancarse a la gente de su tierra o país, no a la fuerza.
[seguir leyendo…]