Fragmentos de novelas

Paleografías, de Victoria de Stefano

13/ 11/ 2013 | por
paleografias

Después de meses y meses de ansiedad y postración, que no podía sino atribuir al desgaste provocado por los trabajos a los que, en la casi total prescindencia de su vida emocional y afectiva, se había dedicado por años —salvo dos intempestivas rachas creativas, con tal furor y abundancia de inventiva, con tal desbordar de
[seguir leyendo…]



Población experimental de anfibi@s, de Patricia González Herrera

22/ 10/ 2013 | por
población experimental de anfibi@s

Tendero con hijos guindados y muertos Aquella voz responsable dejó una novela en mis manos diciendo: «Tienen que encargarse de ese libro por favor, lo ha escrito el amor blanco, se los suplico». Arrodíllese y ráspese esas rodillas blancas y blandas, para ver si endurecen algo. Ya veremos si enviamos los libros para que salga
[seguir leyendo…]



Bajo tierra, de Gustavo Valle

11/ 09/ 2013 | por
bajo tierra (1)

1     Hay mucha gente buscando a otra gente y eso se siente, de verdad que se siente. Explicar esto no tiene importancia. Las cosas perdidas suelen llevarse consigo el motivo  de su pérdida, y si las recuperamos suele ser demasiado tarde para reclamar  explicaciones. La noche del terremoto yo, Sebastián C. recién nacido,
[seguir leyendo…]



Un vampiro en Maracaibo, de Norberto José Olivar

10/ 09/ 2013 | por
portada-un-vampiro-maracaibo

1. Cuando entré en la Irama, una neblina nocotínica flotaba hasta apretujarse contra el techo. Los parlantes high fidelity del hilo musical vomitaban, extenuados, la voz engolada y sísmica de Sandro: «Por ese palpitar / que tiene tu mirar / yo puedo presentir / que tú debes sufrir / igual que sufro yo / por
[seguir leyendo…]



El requetemuerto, de José Pulido

08/ 09/ 2013 | por
el requetemuerto

Nedytza adolescente Odiaba la necesidad de los espejos. Ella era hija única y tenía catorce años de edad cuando sus padres se divorciaron. Nadie lloró. En aquella edad de ansiedades en el soñar y pezones en el vestir, era una sabionda que le gustaba hablar de temas que los demás ni siquiera pensaban. Eso la
[seguir leyendo…]



Liubliana, de Eduardo Sánchez Rugeles

07/ 09/ 2013 | por
liubliana

Preludio   1 «¡El loco, el loco!», dijo una voz infantil. Los niñitos de la cuadra salieron corriendo. «¡Corre! ¡Corre que ahí viene el loco!», gritaron riéndose, escudándose detrás de sus madres asustadas. La escena se repetía todos los días, en horas de la mañana, cuando bajaba a comprar el periódico. Tardé en comprender. La
[seguir leyendo…]



Matándolas a todas, de Luis Medina

28/ 08/ 2013 | por
matandolas a todas

Cuando supimos que era posible ganar algún dinero por aportar información acerca del asesino del edificio Pólux, Gloria y yo luchábamos contra las circunstancias económicas, pero no contra nosotros mismos. Estábamos contentos incluso con las limitaciones para ir al supermercado, porque al fin habíamos conseguido lo que más nos importaba: un equilibrio en las emociones.
[seguir leyendo…]