Eduardo Liendo: En torno al oficio de escritor, por Zakarías Zafra

27/ 04/ 2015 | Categorías: Destacado, Microperforaciones, Sobre libros

En torno al oficio de escritorEscribir es más que asumir una voz para renombrar el mundo. Escribir es caer, existir en otros y despertar en la fatiga. Es recoger los restos, imaginar, poseer el vértigo y dialogar con la vergüenza. La escritura, nos recuerda Eduardo Liendo, es un ejercicio de la soledad.

Por su brevedad y la honestidad de sus testimonios, este libro resulta pedagógico e inspirador. Aquí Eduardo Liendo habla de hábitos y manías, de la libertad de conciencia y la soberanía personal en la escritura, del incansable ejercicio lector, de la agudeza sensorial, la imaginación y el cultivo de la técnica, la voz individual y la voluntad del estilo. Nos muestra sin ambages la segunda piel que resguarda la vocación de un escritor “de alma”. Nos enseña a enfrentarnos a ese mundo textual donde todo se opone y todo se resiste.

Acaso lo más valioso del libro, como es de esperarse de un narrador de la talla de Eduardo Liendo, son los cuentos que hacen de epílogo narrativo de la edición. Casi todos ilustran una visión desencantada del oficio, con un estilo parco que no deja de transgredir los límites entre ficción y realidad. En ellos se aborda el ensimismamiento y la soberbia, el horror de la autocensura (¿prudencia o cobardía?), el drama del plagio y los logros literarios inmerecidos, la maldad de la crítica y los circuitos literarios que ensalzan y destruyen, el olvido y las traiciones del ego. Estas piezas reescriben, con nostalgia y belleza, todo lo que su autor nos fue contando en el resto del libro.

Escribir la desdicha, doblegarse y desgastar el fracaso. Escribir y vivir la batalla insaciable:

“El oficio de escritor nunca se entrega completamente a quienes le rinden culto”, nos dice Liendo sin otra tregua posible.

 

@zakariaszafra
www.zakariaszafra.com

Share Button

Número de lecturas a este post 1033

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Etiquetado: , , , , ,

Deja un comentario