El capitán Kid de Garmendia, por Yadira Pérez

13/ 05/ 2014 | Categorías: Destacado, Sobre libros

el capitan kidEl capitán Kid (Otero Ediciones) es una historia narrada desde el sentimiento puro de la infancia; sin embargo es a la vez un texto escrito con absoluta madurez y conocimiento del lenguaje. Cuando profundizamos en sus páginas, en sus líneas, nos encontramos al escritor profesional comprometido con la palabra. Comprometido con su razón de ser y de pensar, porque más que una historia para adolescentes o jóvenes, El Capitán Kid es un recrearse por su propio mundo interior, el maravilloso y mágico mundo interior del autor.

Salvador Garmendia nos cuenta la historia de su niñez, nos enseña sus constantes miedos, sus pequeñas tragedias diarias disfrazadas o disimuladas en cada palabra que se torna imagen en una novela escrita con maestría y que en la primera lectura puede y logra engañarnos. Nos tiende sin duda el autor una trampa y en ella caemos como niños pensando a su vez que El Capitán Kid es una obra para niños. Porque muy al estilo de ese otro gran escritor que fue Orlando Araujo, Salvador nos lleva por un Viaje Maravilloso de hermosas imágenes utilizando un lenguaje poético. “Resulta que una persona de allá abajo, ve pasar un pájaro… ¡Rrruuussssss!… y en el mismo instante ya no puede verlo y piensa que el aire se lo ha bebido. Sin embargo, antes que lo piense, el pájaro sigue estando ahí. Casi lo está viendo pasar rayando el aire nuevamente. Casi llega a escuchar la vibración que las alas van dejando atrás; casi que el animal con todos sus adornos vuelve a pasar en cuerpo por sus ojos…y te repito el casi, porque todavía queda pájaro en el aire.” Este es interrumpido abruptamente por el lenguaje a veces soez y prosaico de Alí y Cachorro:

“— En ese caso más divertido sería “estar” por algún tiempo y mientras tanto dedicarse a “ser” por ahí. ¿No crees? Iría a ver a una puta, por ejemplo y “seríamos” ella y yo en la cama hasta descojonarnos.

—¿Una puta has dicho? ¿Has conocido alguna? ¿Tiraste?¿Lo has hecho ya por Dios?”

Es una historia densa, uno de esos libros que se han escrito con la vida, lleno de significados que están expuesto pero ocultos al mismo tiempo y he ahí la trampa que nos tiende el autor. El Capitán kid es una hermosa novela narrada desde la visión adulta que recuerda muy bien su travesía por la angustiosa ruta de la adolescencia. En ese universo de múltiples heredades entre silencio y grito donde se ahogan tantas interrogaciones. Es el recuerdo nítido de las primeras experiencias sexuales cuando aún no se es hombre, pero ya se ha dejado de ser niño y, es sin duda su propia lucha con la palabra escrita y la palabra pronunciada por los jóvenes de esa edad, 12 a 15 años. El Capitán Kid no es una novela fácil a pesar del humor y la sátira que imprime el autor a los personajes. Es más bien, una historia profunda, planificada, pensada y calculada y de ahí la multiplicidad de las metáforas, convertidas en el regreso de los nombres, porque como decía al principio es una historia contada desde el más puro sentimiento de la infancia, pero de la infancia dejada, la infancia ida, la infancia recordada con nitidez, pero vista siempre desde la implacable madurez que dan los años. El Capitán Kid es una novela fabulosa que se desborda en situaciones que no tienen ni antes ni después, en imágenes que nos remiten a lugares y paisajes conocidos sólo a través de las páginas amarillentas, y desgastadas de un libro viejo encontrado en un desvencijado baúl.

Share Button

Número de lecturas a este post 2821

5.00 avg. rating (96% score) - 1 vote
Etiquetado: , , , ,

Un Comentario a “El capitán Kid de Garmendia, por Yadira Pérez”

  1. Roger Herrera R says:

    Tensión y distención de las palabras. El habla poblada de nuevos signos- a veces, ocultos, otros por descubrir o quizás acechando la página, visibles tras los medios tonos de la celosía, lo que les da una suerte de hado mágico tanto a los vocablos y expresiones del lenguaje como a los objetos, en esta narratio singular del maestro Garmendia, con el que tuve la suerte de compartir y al cual me honra leer una y otra vez. Sañud aél y a quienes celbran El Capitán Kid.
    Roger Herrera R

Deja un comentario