Etiquetado ‘ Tatuajes de ciudad ’

Golpes de piano, de Javier Miranda-Luque

03/ 07/ 2013 | por

Nada más físico que las palabras (Amélie Nothomb)   Mensaje de voz. Seis de julio. Cinco cincuenta y nueve pe—eme. El culo es un instrumento de viento. El pene, de percusión. Menos mal que no tengo coño, pues apestaría el planeta con mis efluvios. Me baño 2 veces al día y no consigo atenuar mi
[seguir leyendo…]



Decanarius, Fernando Cifuentes

20/ 06/ 2013 | por

A Reynaldo Arenas Es perfectamente comprensible que un individuo que desea ser escritor, un joven que ha decidido hacer su vida solo, que se ha apartado del mundo al comprobar el desperdicio de sus años estudiando una carrera no afín a las letras, y cuyo hobby —después de sus maniáticas lecturas y para recuperar el
[seguir leyendo…]



Boceto para obituario, de José Luis Palacios

07/ 06/ 2013 | por

Mi padre es un acto de magia donde el protagonista se desvanece entre una masa de humo. Llevo viendo este acto toda mi vida, a veces en los asientos de atrás, a veces en los de adelante. Ahora en primera fila: mi padre tiene ochenta años y Alzheimer. Vive en un apartamento excesivamente grande para
[seguir leyendo…]



Tragaldabas, de Carlos Padrón

31/ 05/ 2013 | por

—Pa-ra-le-le-pí-pe-do, mi amor, con la boca bien apretadita. Ella agarra el plátano de la cama. Ahora viene lo más difícil. —Así, como si te lo fueras a tragar pero sin tragártelo…Looh lahbioh duritoh yhh— —Taboga, ya son las doce —interrumpe el Pichi entrando en el cuartucho. —Coñoh, nooh vehh —se saca el plátano— que estoy
[seguir leyendo…]



Lluvia, de Liliana Fasciani

21/ 05/ 2013 | por

Eladio pasó por su casa y miró hacia adentro sin atreverse a entrar. La noche anterior había tenido que dormir en el rancho de un amigo porque a Canela se le fueron los tapones otra vez. Pudo ver a su hijo más pequeño jugando a meter piedras en una lata, y al mayor sentado en
[seguir leyendo…]



Las sirenas, Annie Van Der Dys

06/ 03/ 2013 | por

“Sino que le hechizan las sirenas con el sonoro canto sentadas en una pradera y teniendo a su alrededor un montón de huesos de hombre putrefactos cuya piel se va consumiendo.” Homero. La Odisea Madre ha amanecido esta mañana furiosa conmigo. Desde mi cama la oigo trastear en la cocina. Cada olla que deja caer con
[seguir leyendo…]



Concierto para fusil solo, de Javier Miranda Luque

27/ 02/ 2013 | por

“Los entusiasmos son individuales; la hostilidad, colectiva.” (Luis Goytisolo)   Tengo al jinete en la mira de mi M—90. Lo sigo en sus maromas. Espero a que haga caballito. Le disparo entre el pulgar y el índice de su mano derecha. La bala entra y sale rebotando en el asfalto. El casquillo refleja el sol
[seguir leyendo…]