Un suicida, de Rafael Victorino Muñoz

16/ 04/ 2013 | Categorías: Cuentos, Destacado

lockersUn suicida. Un hombre que quiere suicidarse. Un hombre que quiere suicidarse pero no puede, no se atreve.

Una cena en un restaurant lujoso. Una conversación oída por azar. Una conversación. Dos hombres hablando de un asesino. Un asesino. Un número en un casillero en un aeropuerto. Un casillero en el que hay que introducir una foto, un nombre, un fajo de billetes. Una foto de un hombre al que se quiera matar.

Un suicida que piensa en un asesino. Un suicida que ve a cada rato en todas partes un número en un casillero en un aeropuerto. Un cinco, un siete, un uno, un cuatro.

Un suicida que va a un aeropuerto buscando un casillero. Una foto con un nombre. Un nombre de un suicida.

Un suicida que espera a un asesino. Un suicida que se arrepiente de un intento de suicidio. Un suicida que no sabe cómo evitarlo. Un asesino que puede aparecer en cualquier momento. Un asesino que puede estar en cualquier lugar. Un suicida que piensa en ir a un aeropuerto a introducir en un casillero una carta aún no escrita. Un suicida que no se atreve a salir de su casa. Un asesino que puede estar en cualquier lugar.

Un asesino que puede llegar en cualquier momento. Unos golpes en una puerta.

 Del libro: Relatos (Ministerio de la Cultura, 2005)

Share Button

Número de lecturas a este post 1927

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Etiquetado: , , , ,

2 Comentarios a “Un suicida, de Rafael Victorino Muñoz”

  1. Pedro says:

    Simple y directo: ¿como hago para publicar allí?

  2. Pedro says:

    Tengo cuentos como este:
    Autodidacta
    Al lado de mi casa vive un hombre que no sabe leer ni escribir. Pero tiene una mujer bellísima.
    En estos días, a escondidas de su esposa y para mi angustia y preocupa-
    ción, decidió aprender; yo lo escucho deletrear, como un niño grande, en unos papelitos que siempre le dije a ella que botara, pero la muy estúpida los dejaba regados descuida-
    damente en cualquier parte de la casa, y le ruego a dios que no aprenda jamás.
    Del libro Fábulas urbanas 1998 Editorial Contraloría General de la República

Leave a Comment for Pedro