Etiquetado ‘ novela ’

Mariana y los Comanches, de Ednodio Quintero

19/ 05/ 2013 | por

Flores de Uranio Carlota Corday en pantaletas. Mis fantasías sexuales con la hermosísima criatura que me había dejado plantado en el Comanche, habrían causado un ataque de risa, o tal vez una sonrisa indulgente, al Marqués de Sade. En aquella época mi conocimiento del mundo femenino se basaba en imágenes del cine, fotos de revistas
[seguir leyendo…]



Casas muertas, de Miguel Otero Silva

18/ 05/ 2013 | por

24 A la puerta de la casa de Sebastián en Parapara sonaron tres duros golpes impacientes. Golpes de madera sobre madera que bien pudieran haber sido producidos por el garrote de un visitante o por la culata de un fusil. Eran las doce de la noche y jamás nadie llamó antes a aquella puerta a
[seguir leyendo…]



Memorias de Altagracia, de Salvador Garmendia

13/ 05/ 2013 | por

Si tú me lo paramaun picture yo te lo metro goldin meyer Dicho infantil en desuso. Entonces llega uno en carrera y se mete a la fuerza, de una vez, en el montón de gente; entra de lado en aquella paca de gusanos que se agita con la fuerza de veinte hombres y ahora ya
[seguir leyendo…]



La columna que dibujaste dentro de mí, de Vivian Jiménez

12/ 05/ 2013 | por

Capítulo XXIII: Homo loquax o Tania VI Su último cuento. Ella sentía que se iba acercando a lo que buscaba. Y lo dejó en mis manos antes de irse. Me senté frente al espejo, me vi como quien mira a Tania, y la escuché como quien lee su cuento a una amiga que descubrió en
[seguir leyendo…]



El corazón del otro, de Ana Teresa Torres

07/ 05/ 2013 | por

Desde el primer día comprendí que aquella mujer tenía un poder sobre mí, el poder de leer mis pensamientos. Esperaba el pedido en una de las mesas cercanas a la entrada, al lado de la puerta decorada con vidrios de colores que a través del neón reflejan de un modo teatral el rojo de las
[seguir leyendo…]



La esposa del Dr. Thorne, de Denzil Romero

24/ 04/ 2013 | por

No obstante, pronto se fastidió Manuela de su David. Lo miraba de lejos. El de Miguel Ángel no era mejor. Decididamente tratábase de un joven delicioso. Rubio, lozano, fornido, con sus ojos morunos por la ascendencia ambateña, como acabado de salir de un estuche… Era, nadie lo ponía en duda, un magnífico ejemplar de varón
[seguir leyendo…]



Puros hombres, de Antonio Arráiz

23/ 04/ 2013 | por

Capítulo XII: Por el que pasa la ráfaga perturbadora de la mujer La introducción de un muchacho, de José Partidas, trae graves perturbaciones al presidio. —No me digas José, chico. Eso es muy serio. Dime Pepito —exige él, y mira hondamente, largo rato, de medio lado, y termina pasándose la punta de la lengua por
[seguir leyendo…]